martes, 13 de octubre de 2009

Crépes, by P.

Yo lo intento, de verdad, pero nunca me salen del todo bien las cosas. O muy hechas, o muy saladas, o no saben a nada, o secas, etc. Mis crépes empezaron muy bien, pero me quedaron muy gordas y la de salmón muuuuy salada. Pero bueno, empiezo desde el principio de los tiempos...

Había decidido hacerlas con créme fraîche, salmón ahumado, chalota muy fina y cebollino. La idea era buena, porque ya las había comido así en Richtree, un restaurante-mercado muy way en el estuvimos durante las vacaciones en Toronto. La masa era la que puso Vero en el reto, pero le añadí eneldo, porque al salmón le va muy bien. También decedí hacer otra con camembert y mermelada de tomate, y como tenía créme fraîche y chalota cortada pues también lo eché.

Los ingredientes

Primero hice solo la mitad de la masa, porque pensé que saldrían demasiadas, pero luego tuvimos que hacer la otra mitad, porque solo nos daba para una cada uno. La primera se me pegó un poco, pero las demás fueron bien, eso pensaba yo. Cada vez que echaba masa en la sartén la movía para que se repartiera de forma uniforme por toda la superfice, pero parece que echaba demasiado (volveré a hacer crépes cuando tenga el utensilio para esparcir la masa por la sartén). Bueno, el caso es que yo echaba la masa, le daba la vuelta y echaba los ingredientes, luego lo doblaba por la mitad y listo! Al echar demasiado salmón se quedaron gordas y no doblaba del todo bien. Además, las dejé demasiado tiempo en la sartén y el salmón se cocinó del todo, por eso estaban tan saladas.

Crépe de salmón

Cuando hice las dos de salmón, pasé a las de camembert y mermelada de tomate. También es una combinación buena, pero la próxima vez no echaré chalota, tapaba demasiado el sabor del queso. Igual hasta echaría más queso, pero no lo dejaría tanto tiempo en la sartén para que no se derritiera del todo (al ser tan cremoso no tardó nada en deshacerse).

Crépe de camembert y mermelada de tomate

Así quedaron emplatadas, un poco feo el plato, pero bueno...


Así quedó el corte de la de salmón (a la de queso no le hice foto al corte porque estaba demasiado derretido)


Bonito, verdad?

CONCLUSIÓN: SALMÓN: masa más fina + menos salmón + menos tiempo en la sartén = exquisitas!! CAMEMBERT Y MERMELADA DE TOMATE: Masa más fina + más queso + no chalota + menos tiempo en la sartén = buenisísimas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario