martes, 11 de mayo de 2010

Pasta con limón al horno, by P.

¿Por qué habré tardado yo tanto en hacer esta receta? Ah sí, muchos fines de semana seguidos yendo al pueblo; es que es una receta para comer, no para cenar y como no comemos en casa...
El caso es que si la hubiera hecho antes, seguro que ya la habría comido otra vez por lo menos, porque es TAN fácil y TAN rica que entra directamente al top ten de mis comidas favoritas!!

Decidí hacerla el domingo para comer; tardé muy poquito para lo rápido que nos la comimos!
Seguí la
receta de The Pionner Woman casi al pie de la letra (eliminé la mantequilla y el chorro de limón del final)


Como dice Pionner, the cast of characters (elenco de personajes): espaguetis, un limón, 2 ajos, nata espesa para cocinar, perejil fresco, parmesano rallado o en polvo, aceite y sal. Esto es lo que yo usé para dos personas y salió de más, pero no sobró =)

Poner agua a calentar y cuando hierva, echar la pasta. Sacar cuando esté al dente, escurrir, enfriar y reservar. Lavar bien un limón, rallarlo y reservar. Lo partimos por la mitad, lo exprimimos bien en un bol y quitamos las pepitas que se hayan colado, reservar también.

Echamos aceite en la sartén y mientras se calienta pelamos los ajos y los picamos muy picaditos. Los sofreimos un poco e inmediatamente echamos el zumo del limón, remover un poco. A continuación echamos un bote de nata espesa (yo tenía otro de sobra y eché una cucharada más porque me parecía poco) y remover hasta que se mezcle bien. Después la cáscara de limón rallada y sal, y dejar un par de minutos para que coja gusto la mezcla.

Echar la pasta en un bol o fuente aptos para horno, verter la mezcla encima y mezclar bien. Cubrir con papel aluminio y hornear durante 15 minutos a unos 180º; luego quitar el papel de aluminio y hornear otros 10 minutos para que se dore un poquillo.

Mientras, picamos el perejil freso y preparamos el queso rallado. Sacamos la pasta del horno, echamos mucho queso y el perejil. En este punto, Pionner exprime un poco más de limón por encima, pero yo no lo hice porque al probar la salsa me parecía que estaba un poco ácida de más...

Y a la mesa!!
(o al huequecito preparado para hacer la foto...)

El bol recién sacado del horno
(parece que le ha llovido perejil...)


Mi plato

CONCLUSIÓN: ya era fan de Pionner pero ahora lo soy mucho más, ¿cómo puede hacer unas cosas tan exquisitas y ser tan maja y tan estupenda de compartirlas con el resto de la humanidad?? Pasta con limón al horno, para mí, un descubrimiento.

4 comentarios: