sábado, 11 de septiembre de 2010

Merendola de sábado

Esta mañana he hecho un bizcocho. No tiene mucho mérito hacer un bizcocho porque suelen ser bastante fáciles pero este es digno de mención y no por su dificultad o sus extraños ingredientes, sino porque es de leche condensada!! Delicioso, suave, dulce y sí, calórico a tope.

Tenía guardada la receta desde hace bastante tiempo pero nunca me acordaba de comprar el ingrediente principal: la leche condensada. Hasta antes de ayer (muahahahahaha).

No es nada difícil, todo lo contrario, es mezclar todos los ingredientes y al horno, está chupao! La receta la saqué de Food & Cook, maravilloso blog de cocina que leo a diario no solo por las recetas sino también por las fotos tan bonitas que hace su dueña!!
He seguido los pasos al pie de la letra excepto porque mi harina no era con levadura así que eché los 120 gramos de harina y luego como una cucharadita de levadura.

Bizcocho entero (que poco duró...) con mi
nueva taza de Pantone, regalo de Vero


Detalle de la taza

Un trocito para cada uno...

...y a merendar!!

Estaba muy bueno pero quizá sea un poco pesado porque queda muy compacto, no es para comerse más de un trozo, al menos yo =)

jueves, 9 de septiembre de 2010

XI Reto Cooking Sister: Cocina marroquí

Estos días, como estoy tan obligadamente ociosa, me ha dado por revisar libros de cocina y seleccionar recetas que me apetecen hacer a corto plazo (relativamente).

Uno de esos libros que revisé fue Cocina marroquí, perteneciente a una colección de cocinas de diferentes puntos del globo.


Hay tantas recetas estupendas que no sé por cuál decidirme!! Había pensado en dos: un plato fuerte y una ensalada, pero es que tengo elegidos dos de cada tipo y no soy capaz de descartar ninguno...
Ya sé que puedo poner dos ahora y los otros en otro momento o hacerlos por mi cuenta sin necesidad de que sean un reto, pero he decidido pornerlos todos y que me des tú opinión =)

Las ensaladas

Ensalada de tomate, pepino y pimiento



Ensalada de patata, cúrcuma y comino


Los platos fuertes


Pollo en marinada de especias aromáticas (no soy capaz de girar la foto =S )


Langostinos M'chermel en salsa de tomate



Preferencias?

EDITADO: eliminamos el pollo y hacemos una completa comida marroquí: la ensaladita, los langostinos y unas patatas de acompañamiento. A cocinar!

martes, 7 de septiembre de 2010

Helado, by V.

¡Cuán agradecida estoy con mi hermana por habernos conseguido sendas heladeras del Lidl! Me parecen super útiles, muy fáciles de usar y se ha convertido en un pequeño electrodoméstico indispensable en mi vida... juas! Qué pena que me dejen experimentar poco en esta casa...

Yo también voy a postear un helado de yogur, aunque hice otros dos: uno de plátano y soja y otro de dátiles y queso fresco; unas recetas que encontré en un libro y que quizás postee más adelante... Pero el hit ha sido el helado de yogur griego.


Primero hice el azúcar invertido con la receta (estupenda) de Velocidad Cuchara. A mí me salio a la primera, con la poca práctica que tengo con la thermomix. Un apunte, al principio sale como una pasta blanca, pero luego se posa y queda transparentoso, perfecto. Así que, que nadie se asuste.

El azúcar invertido es una cosa milagrosa que hace que los helados queden mucho más mantecosos ya que evita que la preparación se cristalice

Para el helado usé tres yogures griegos del Mercadona sin azucarar y un yogur desnatado normal y corriente 0% (también del merca y también sin azucarar). ¿La razón? Sólo tenía tres yogures griegos y quería llenar un tupper de medio litro.

Eché los cuatro yogures en una jarra y le puse 2 cucharadas soperas de azúcar invertido y 4 cucharaditas de café de azúcar normal. Lo mezclé todo, puse la heladera en marcha y vertí dentro el contenido de la jarra. Estuvo en la heladera como media hora.


Cosas! Es mucho mejor, a la hora de hacer helados con este bicho, poner la preparación en una jarra, porque hay que verterlo con la máquina en marcha por un agujero relativamente pequeño. Normalmente la preparación debe de estar unas 4 horas en la nevera para que los sabores se asienten y la preparacion se enfríe, pero esto era yogur y azúcar. Más básico imposible.

La próxima vez que lo haga lo haré igual que Paloma, cuatro yogures griegos y sólo azúcar invertido, así se me quedará más blando al congelarlo.


Se me ocurre que es una buena solución de postre, si viene alguien a casa, comprar unos yogures ricos que os gusten mucho y echarlos en la heladera mientras coméis para tomarlos de postre (no los congeléis si no echáis azúcar invertido!). Unos yogures de kiwi o de frambuesa... Un postre sano y rico!

Aquí en casa hay un montón de yogures que caducan esta semana... Hay tres cuajadas que caducan mañana, ¿me dejarán hacer el experimento?

Mañana lo sabremos, amigos. Mañana