miércoles, 4 de mayo de 2011

Pre-reto

Antes de publicar el resultado de mi reto, os invito a ver un trailer del making-of pinchando

AQUÍ

El último trabajo del director de trailers de moda =)

domingo, 10 de abril de 2011

XIV Reto Cooking Sister: fresas a elegir!

Hay que aprovechar la temporada, ¿no? Aprovechemos las fresas!


Mi primera opción fue hacer helado de fresas, pero rebuscando entre los enlaces de recetas que tengo guardados, encontré también un helado de fresas y tarta de queso, y ahora no sé por cuál decidirme, así que quiero tu opinión! El helado de fresas originario es de Brown Eyed Baker, y el de fresas y cheesecake de Closet Cooking.

Pero luego apareció una dificultad añadida... La stuffed french toast de Savory Sweet Life! Sé que la querías poner tú más adelante, pero creo que es el momento idóneo... ¿que por qué? Porque el otro día en el Carrefour tuve una revelación cuando vi el pan especial para torrijas! Es perfecto para hacer esta receta! Y el pan para torrijas sólo existe ahora...

Bueno, ¿qué dices?

martes, 22 de marzo de 2011

Sopa de tortellini y bollos de romero, by V

Hice este reto hace al menos dos semanas, pero se me ha tragado una cosa muy fea llamada dialectología. Lo publico por fin advirtiendo que va a ser un post muy largo, pero edificante, pues aprenderéis a hacer cosas ricas y a prueba de torpes. ¡Un reto muy bien escogido!

Sopa de tortellini
La receta que voy a seguir es la de Annie's Eats, que a su vez adaptó una receta de The Well-Fed Newlyweds


Ingredientes (para dos personas)
1/2 cebolla (o una pequeñita)
1 diente de ajo
200 gr de tomates (1/2 lata de tomates pelados en su jugo)
1/2 l de caldo de verduras o de pollo (el que prefieras)
125 gr de tortellini (yo los he usado frescos, rellenos de ricotta y espinacas, pero esta es la parte más libre)
60 gr de espinacas (dos o tres puñados)
Queso parmesano
Orégano
Aceite de oliva


Preparación
Pica la cebolla y rehógala en el aceite unos 5 minutos hasta que empiece a transparentar. Añade el diente de ajo muy picadito y déjalo rehogar un minuto para que suelte el saborcillo. Añade el orégano (sin cortarse, que le da mucha gracia), y los tomates. - Inciso - He usado tomates en lata porque es lo que pide la receta. Si quieres usar tomate de verdad, perfecto, pero ten en cuenta que los tomates de febrero no tienen mucho sabor, y además dan mucho trabajo porque hay que picarlos, quitarles las semillas... Los de lata dan un resultado estupendo y son más cómodos. Además, normalmente no son muy ácidos, así que no hay que echar azúcar - Fin del inciso -. Añade el medio litro de caldo (en mi caso, 1/2 litro de agua y como 2/3 de una pastilla de caldo de verduras), y llévalo a ebullición.


Cuando esté hierviendo, añade los tortellini y cocínalos según las intrucciones del paquete (siempre será menos tiempo si es pasta fresca). En la foto parece que sólo hay tortellini, ¡pero es que flotan! Debajo hay caldo, lo prometo


Un minuto antes de que la pasta esté hecha, añade las espinacas. Si, como las mías, son grandes, pártelas un poco (toscamente) con las manos antes de echarlas a la cazuela.


¡Ya tienes sopa de tortellini!


Ralla un poco de queso parmesano y échalo por encima, es el toque magistral.


VEREDICTO: no es que sea la sopa más fotogénica del mundo... ¡pero es estupenda! Es MUY fácil de hacer, muy rápida y muy resultona (todo muy cuantificado). ¿La volveré a hacer? Definitivamente SÍ. Aunque con ligeras modificaciones. Tengo una relación de amor-odio con las espinacas. Me gusta el concepto, pero las encuentro ásperas... así que he pensado que la próxima vez las sustituiré por champiñones salteados... ¡ñam!


Bollos de mantequilla y romero
Cómo no, receta de nuestra amada, idolatrada y líder mundial: Pioneer Woman. Son en realidad dos recetas en una porque, como decía P., lo que ella usa para esto es una masa comprada, pero recomienda usar esta masa también receta suya por si no la encuentras o te sientes especialmente artesano.


Las medidas de los ingredientes en la receta original vienen en cups (tazas) y teaspoons y tablespoons (cucharaditas y cucharadas), las medidas estandar de volumen en Estados Unidos. Si soléis hacer recetas americanas es muy recomendable hacerse con unas. No es muy difícil, yo tengo esta jarra medidora de Ikea que mide en dl y también en cups y vale un euro. Y, también de Ikea tengo las cucharas medidoras sin las que probablemente no sabría vivir, y valen otro eurillo. Pero soy una tía con suerte, y además tengo unas tazas medidoras de Williams Sonoma que me trajo P. de USA!

Voy a poner las medidas en tazas y en ml y g y esas cosas para intentar hacerlo un poco más fácil.

Ingredientes (a mí me salieron 12 bollos, pero eran enormes!)
1/2 l de leche entera
1/2 cup (120 ml) de aceite vegetal
1/2 cup (100 g) de azúcar
1 sobre de levadura de panadería (más un poquito de otro)
4 cups (500 gr) de harina
1/2 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharada de sal
1/2 cup (65 gr) extra de harina, aparte

Mantequilla
Romero
Sal gorda


Preparación
Mezcla en una cacerola la leche, el aceite vegetal y el azúcar y caliéntalos, apartando la mezcla del fuego justo antes de que se ponga a hervir. Deja que se enfríe durante 45 minutos o una hora. Debe estar templada pero NO caliente


Añade la levadura de panadería y deja que asiente durante un minuto. Como la mezcla estará templada, la levadura se calentará y se hidratará y todo será mucho más fácil.


Mueve la mezcla a un recipiente más grande (o quédate con tu cacerola si piensas que será lo suficientemente grande... pero esta cosa crece bastante) y añade 4 tazas (500 g) de harina.


Mezcla todo hasta que esté bien incorporado


Cúbrelo con un trapo de cocina (el mío, una monería de Primark) y deja reposar una hora en un sitio sin corrientes de aire y que no parezca el Polo Norte. Un sitio cálido ayuda al levado.


Mi masa después de una hora (la moví para hacer la foto y se desinfló... snif):


Ahora añade la 1/2 taza (65 g) extra de harina, la levadura química, el bicarbonato sódico y la sal y mézclalo hasta que se forme una masa que no se te pegue a los dedos en exceso, ten en cuenta que vamos a hacer bolitas (yo tuve que echar un poco más de harina para conseguir la textura adecuada).


Engrasa con mantequilla una fuente de horno (yo usé una fuente de pyrex y una sartén de hierro de Ikea) y comienza a formar bolitas con la masa. Ponlas en las fuentes un poco separadas unas de otras.


Cubre con un paño y deja reposar unas 3 horas (o incluso más, que es invierno y hace mucho frío!). Después de esas 3 horas habrán crecido hasta convertirse más o menos en esto:



Funde un poco de mantequilla (al gusto) en el microondas y pincela los bollos con esa maravilla. Son unos bollos sensibles, y bajan si los presionas demasiado. Así que mantén un toque etéreo. Espolvorea romero por encima (me hubiera encantado usar fresco, pero no encontré, así que puse del seco...) y pincela otro poco de mantequilla por encima. Después, espolvorea con sal gorda.


Hornea a 200º hasta que estén dorados y estupendos. Pincela otro poco de mantequilla derretida por encima cuando aún estén calientes. Sí, somos malvadas. Pérfidas incluso.


VEREDICTO: son esplendorosos. A mi compañero de piso le encantaron! Dan un poco de trabajo, pero son muy aparentes si tienes gente en casa. Y es un agradable sustituto para el muy manido pan si quieres hacer algo diferente. La única pega que les saco es que duran poco, ¡al segundo día estaban duros como piedras! A lo mejor no los guardé debidamente... lo comprobaré en futuros estudios.



¡Este debe de ser el post más largo de la historia! Si alguien ha llegado hasta aquí se merece un premio: una dosis de felicidad instantánea:


sábado, 5 de marzo de 2011

Sopa de tortellinis y bollos de mantequilla y romero, by P.

Tardo mucho en publicar aunque lo hice cuatro días después de haberlo puesto, tenía muchas ganas de probarlo!! No digo más que ya he vuelto a hacer la sopa y ayer compré ingredientes para repetirla esta semana =) Los bollos también los hubiera repetido porque me encantaron, pero es que no pararía de comerlos, estaban deliciosos!!

Lo primero que hice fue la masa de los bollos para que estuviera un buen rato levando. La receta que seguí es la de The pioneer woman en esta otra receta porque en la original ella usa una masa comprada y esas cosas no las tenemos en España =( Las cantidades son estas, aunque yo hice solo la mitad y me salió más que suficiente:

950 mililitros de leche entera (1 quart, y yo usé desnatada)
1 cup de aceite de girasol
1 cup de azúcar
14 gramos de levadura de panadería
8 cups de harina (más 1 extra para después)
1 teaspoon colmada de levadura normal
1 teaspoon escasa de bicarbonato
1 tablespoon colmada de sal

Mezcla la leche, el aceite y el azúcar en una olla y calienta. Retíralo justo antes de que entre en ebullición y deja una hora reposar para que temple. Echa la levadura de panadería y déjala 5 minutos para que se integre un poco y coja también temperatura. Después añade las 8 cups de harina y remueve. Tápala con un paño y déjala como una hora para que leve. Pasada la hora añade 1 cup más de harina, la levadura, el bicarbonato y la sal y mezcla bien.
Ya está hecha la masa!! Ahora hay que coger una sartén de horno o una fuente (cada uno lo que prefiera), engrasar un poco el fondo para que no se pegue, hacer bolitas con la masa y ponerlas en dicha sartén o fuente (o las dos cosas como yo porque había demasiada masa...)

Ahora necesitamos tres nuevos ingredientes:

Mantequilla
Romero
Sal

Derrite la mantequilla en el microondas y pincela bien la masa. Echa el romero (yo usé seco, pero con fresco seguro que queda espectacular), la sal y al horno a 180º unos 15 o 20 minutos o hasta que se dore. Al sacarlas del horno hay que pincelar un poco más de mantequilla y a comer, estaban deliciosos!! Cuando se mascaba la sal, mmmm....


La foto no es muy allá... era de noche y teníamos hambre!!!

La sopa, la bendita sopa, es facilísima!! Estos son los ingredientes para dos platos colmados:

Un chorrito de aceite de oliva
Media cebolla pequeña en trocitos
2 dientes de ajo troceados muy finos
Un poco de orégano
Una lata de tomates enteros
4 cups de caldo de pollo (es la base de la sopa, yo simplemente eché agua y una pastilla de caldo de pollo)
Dos puñados de tortellinis
Dos puñados de espinacas frescas
Parmesano rallado (o emmental)

Coge un cazo hecha el aceite y pocha un poco la cebolla unos 5 minutos, añade el ajo y déjalo 1 minuto. Echa los tomates de la lata en trozos pequeños y el orégano. Añade el agua y la pastilla de caldo, mezcla bien y deja que hierva un poco. Después añade los tortellinis y déjalos hirviendo el tiempo que ponga en el paquete. Un minuto antes de que estén listos añade la espinacas y remueve. Ya está echa la sopa, es un momentito!! Sirve en los platos y espolvorea un poco de queso, cualquier cosa con queso es otro mundo...

Otra vez una foto fea, pero olía tan bien que la verdad es que no me apetecía esmerarme mucho...

La siguiente vez que la hice fue a mediodía, así que aproveché para intentar hacer una fotito mejor...

CONCLUSIÓN: para requeterepetir!!! Esta semana vuelve a caer la sopa para cenar pero en vez de tortelinis usaré saquitos de parmesano que compré ayer, mmm...

P.D.: anoche no hice fotos pero cenamos una pizza casera de cuatro quesos (mozzarella fresca, cabra, gouda y gorgonzola) digna de mención, no sobró nada!!

viernes, 18 de febrero de 2011

XIII Reto Cooking Sister: sopa de tortellinis y bollos de mantequilla y romero

Tenía tantas ganas de poner reto que pongo dos!! Una sopa con una pinta deliciosa que viene fenomenal para estos días de frío (y que mi hermana me había comentado que quería probar)


y unos rollos de mantequilla y romero tipo pan para acompañarla (que tenía ganas de hacer desde hace mucho tiempo, aunque yo no soy muy fan del romero e igual cambio por otra hierba).


La primera receta es del fantástico blog Annie's Eats y la segunda de nuestra adorada y admirada The Pioneer Woman.

Me da la sensación de que van a tener mucho éxito...

jueves, 17 de febrero de 2011

Bizcocho de helado, by V

Después de varios inconvenientes como la momentánea pérdida de mi cámara y los exámenes vuelvo para publicar el reto de hace meses. Soy una blogger horrible, pero las buenas noticias es que aprobé todo y que encontré la cámara (estaba escondida en un bolso con forma de cupcake, qué propio).


Para mi bizcocho de helado elegí el Chunky Monkey de Ben&Jerry's, que es una delicia. Es un helado de plátano con trozos de nueces y chips de chocolate con forma de plátanos (¡cuteness!). Como P lo hizo primero, decidí hacerlo de forma diferente a la suya para probar otras versiones, y los cambios que hice fue que yo compré harina de fuerza (se encuentra fácil, yo la compré en Carrefour), doblé la receta, porque me dijo que salía pequeñito y no subía mucho, y añadí un plátano como decoración por encima y para que añadiera sabor.

Este es el link de la receta que usamos, pero pongo las cantidades dobles para ser fiel a mi bizcocho.

Ingredientes
2 tazas de helado
1 taza y 1/2 de harina leudante (es harina con levadura, para saber cómo sustituirla, mira en el link de la receta original)
2 cucharadas de azúcar
1 plátano (opcional)


Preparación:
Saca el helado de la nevera un rato antes de empezar, para que se ablande un poco y así trabajarlo mejor. Pero ten cuidado porque si se derrite demasiado, la masa quedará muy líquida y el bizcocho no saldrá bien. Mide dos tazas y ponlas en un recipiente grande para mezclarlo con comodidad con el resto de ingredientes


Añade la harina leudante y el azúcar (no se ve nada, pero intuidlo, está ahí)


Mézclalo hasta obtener una masa homogénea y viértela en un molde previamente engrasado y enharinado. Yo me he abonado a los moldes desechables estos, sobre todo porque es facilísimo desmoldar y te ahorras el fregoteo. Así que si no tienes un molde de plumcake adecuado, es una solución perfecta.


Corta el plátano en rodajas y disponlo encima de la masa de forma mínimamente artística.


Hornea a 180º durante 30-40 minutos (el tiempo varía dependiendo del horno y de lo hondo que sea tu molde, a más hondo, más tiempo). Cuando haya pasado el tiempo indicado, inserta un palillo (yo use un palo de brocheta de madera porque el palillo se me quedaba corto) y si sale limpio sin nada de masa pegada, ¡hecho!


Conclusiones: es una experiencia rara que al mezclar helado con harina salga un bizcocho, así que recomiendo probarlo. Además no puede ser más fácil y rápido. Si tienes un compromiso o viene alguien a merendar a casa, es tu bizcocho. Y si no se te da bien cocinar o no te gusta es espléndido, porque podría hacerlo cualquiera. Se me ocurre que sería divertido hacerlo con niños porque no requiere mucha precisión que digamos...


Los inconvenientes que le veo es que, depende del helado que elijas, no sale barato, y además el sabor de helado queda bastante camuflado. Yo quiero repetir con Cherry García, pero nunca lo tienen en mi Carrefour...